Gossypium es el término científico empleado para designar a las plantas que cultivan algodón. Esta fibra vegetal natural se extrae a mano de la Madre Tierra. A partir de una pequeña semilla brotan las fibras, que requieren sol y abundante agua para vivir. Su fibra es una de las más utilizadas en todo el mundo. El algodón es único, resistente a la rotura y al agua hirviendo, compacto, firme, etc. Todo esto ha hecho que sea un producto de importancia fundamental para “el hombre”.

La mujer comparte con el algodón su fuerza, dureza y resistencia; y ha sido el hombre el encargado de convertirla en otro “producto”. A partir de ese paralelismo surge este proyecto, en el cual reflexiono sobre la utilización del cuerpo de la mujer como objeto y sobre la violencia que se ejerce contra él.

En mi proyecto, el hombre es el objeto. Muestro su cuerpo como profanado y mancillado, con residuos de violencia, vestigios de dramas emocionales y una insatisfacción respecto al modelo establecido que, a veces, desemboca en lo obsceno o impúdico.

En las imágenes de “Gossypium” secciono las partes del cuerpo en cada fotografía y uso cuerdas de algodón como elemento de fuerza, además de por la carga psicológica que se procesa al ver las fotografías. La cuerda se convierte en el ejecutor, haciendo clara referencia al feminicidio.

Berena Álvarez >
Trabajos de alumnos >

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies