En todo este gran escenario, donde todo lo que es inusual se convierte en habitual, las luces desbordantes, lugares que en sí mismos ya son un espectáculo, es difícil sustraerse a la sensación de pensar que es un fragmento de universo que tan sólo lo hubiese concebido en una película o en un parque de atracciones, porque resulta difícil tener una mirada propia sobre Nueva York cuando grandes fotógrafos, cineastas, pensadores y poetas ya nos han aportado una certera visión que, de alguna manera, ya está influyendo en la nuestra.

Como escribe el premio pulitzer de 1978 E.B.White en su ensayo:”Nueva York debe ejercer un atractivo irresistible sobre la imaginación de cualquier soñador…”

Pero ¿por qué Nueva York representa un “gran escenario”? Sus habitantes parecen ser figurantes de una enorme obra teatral. Actores disfrazados, policías que presumen de su uniforme y posan  ante las cámaras sin desconfianza, súper héroes, gente concentrada en diversas actitudes peculiares en lugares emblemáticos, instantes donde el individuo sale de sí mismo y deja correr su imaginación, olvidado sus inhibiciones, gentes que realizan absurdas acciones sin importarles el porqué de estas, y lo ridícula  que resultan ante los ojos de los demás.

Manhattan seria un espejo perfecto de aquello  lo que escribe Vargas Llosa:” ¿Que quiero decir con la civilización del espectáculo? La de un mundo en el que en primer lugar en la tabla de valores vigente lo ocupa el entretenimiento, escapar del aburrimiento, es la pasión universal (…)”pero convertir esa natural propensión a pasarlo bien en un valor supremo tiene consecuencias a veces inesperadas. Entre ellas la banalización de la cultura, la generalización de la frivolidad”.

¿Será el negocio del futuro, donde el ocio ocupa cada vez un espacio más creciente, que estas ciudades emblemáticas se vean reducidas a piezas de un inmenso espectáculo destinado a satisfacer a los millones de turistas que las visitan al año?¿A explotar sus iconos más importantes de forma burlona para sacar importantes beneficios? ¿A quedar reducidas a un mero parque de atracciones?

Mª Teresa Gimeno >
Trabajos de alumnos >

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies