Una exposición fotográfica nos aproxima a la ceguera

El jueves 31 de marzo, a las 21.30 horas, se inaugura en la sala de exposiciones de la escuela la muestra “Hipocampo” de la alumna de máster Anna García Alcina. El proyecto, que se podrá ver hasta el 2 de mayo, busca acercarnos a las sensaciones que experimenta una persona que ha perdido la vista.

Intentar explicar con imágenes cómo percibe su entorno una persona con ceguera parece una contradicción, algo irreconciliable. ¿Cómo mostrar a través de fotografías los recuerdos de alguien que un día deja de ver? A partir de esa idea, la fotógrafa Anna García Alcina nos aproxima a esa realidad cotidiana de las personas que han perdido la vista. Un trabajo comprometido en el que la autora ha estado en contacto con diferentes personas que nacieron con vista pero que en la actualidad conviven con la ceguera.

Este proyecto nos transmite los recuerdos visuales que estas personas mantienen almacenados y que ahora rememoran a través del resto de sentidos. “Hipocampo” se convierte así en un juego en el que se acerca al espectador la sensación de ceguera mediante la privación de cierta información.

La exposición está formada por polípticos de cuatro imágenes en las que se representan las descripciones de varios ciegos sobre un objeto en cuestión, que no aparece explícitamente en las fotografías. El espectador será el encargado de construir su idea de cada objeto a partir de esas imágenes, que a modo de pistas nos conducirán hasta él.

La forma, la textura, el olor y el sabor serán algunos de los elementos que abran el camino hacia cada objeto y sólo un pie de foto en braille indicará el objeto de cada políptico. Con ello, se dota de una información privilegiada al ciego, invirtiendo los papeles en un mundo lleno de imágenes.

El trabajo “Hipocampo” de Anna García Alcina surge del Diploma de Estudios Fotográficos de la escuela. La fotógrafa estudia actualmente el ‘Máster en Fotografía: Producción y Creación’, título propio de la Universitat de València y de la escuela.